Historias de la crisis: ‘Mallorca Reacciona’

El gobierno de la isla ha anunciado un plan de choque de 89 millones de euros para la reactivación social y económica de Mallorca. El plan, denominado ‘Mallorca Reacciona’, consta de 72 medidas articuladas alrededor de cuatro ejes principales y diez líneas de actuación con las que hacer frente a las consecuencias derivadas de la crisis sanitaria. En este sentido, la Presidenta del Consell Catalina Cladera aseguró que se trata de un Plan que “reorganiza los recursos propios del Consell para dar cobertura a les necesidades actuales y que mira hacia al futuro sin renunciar al objetivo de la triple sostenibilidad social, económica y medioambiental”.
Por su parte, la vicepresidenta Biel Busquets explicó que este plan incluye un paquete de medidas económicas que llegarán directamente a las familias, para garantizar así la cohesión social, así como a las pequeñas y medianas empresas.
 
De los cuatro ejes diseñados el destinado a la ciudadanía consigue una dotación de 25 millones de euros. En su apartado ‘Las personas primero’ destacan algunas medidas como la creación de un nuevo centro para personas sin hogar; cincuenta nuevas plazas para los servicios habitacionales de ‘Housing First’ y ‘Housing Led’; la puesta en marcha de un nuevo centro para jóvenes con trastornos de conducta; la firma de 3,6 millones de euros en convenios con los municipios para reforzar los servicios sociales municipales, así como el incremento de la dotación de la Renta Mínima de Inserción.
 
El resto de planes van dirigidos a la economía (20 millones), los municipios (40 millones) o el propio Consell (2,9 millones) y buscan que ningún ciudadano de Mallorca se quede atrás, especialmente aquellos más vulnerables.
 
La inversión inicial podría verse incrementado hasta los cien millones de euros si el Gobierno central permite a las entidades insulares y locales disponer de la totalidad de los remanentes y superavits y dedicarlos a paliar los efectos de la pandemia.
 
Este programa cuenta con la participación de SOIB y la cofinanciación del Fondo Social Europeo y tiene por objetivo la inserción en el mercado de trabajo de personas en riesgo de exclusión social.