Artículo 47 de la Constitución: “Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación (…)”.

Bajo el título ‘Los problemas de la vivienda, a debate”, la Unión General de Trabajadores pone sobre la mesa los problemas de acceso a la vivienda que sufre la clase trabajadora, en un acto que ha tenido lugar en Palma los días 27 y 28 de marzo. Los colectivos más vulnerables son quienes, desde hace años, vienen sufriendo el comportamiento del mercado de la vivienda, ya que las instituciones públicas no aplican el artículo 47 de la Constitución como lo que es: un derecho básico.

El archipiélago balear lidera la subida del precio de la vivienda durante este año, según datos de la consultora Tinsa. El problema en Baleares es de tal envergadura que, ya desde el año pasado, representa el segundo problema que más preocupa a los isleños, por detrás únicamente de la inestabilidad laboral, que preocupa a un 62% de la población, según afirma una encuesta de Gadeso.

Con esta premisa, las jornadas han sido organizadas también por el Govern balear y el Ajuntament de Palma. Entre los asistentes encontramos expertos nacionales y europeos en política de vivienda, modelos económicos y modelos de cohesión social. A este acto está previsto que también acudan diferentes grupos parlamentarios así como diversas personalidades políticas de primera línea como la Presidente del Govern, el alcalde de Palma, el Ministro de Fomento o el Secretario General de UGT.

Este programa cuenta con la participación de SOIB y la cofinanciación del Fondo Social Europeo y tiene por objetivo la inserción en el mercado de trabajo de personas en riesgo de exclusión social.