“Lo que no se visibiliza no existe”. Con estas palabras Francisca Garí -secretaria de Igualdad de UGT Balears- quiso arrancar la formación en LGTBIfobia que tuvo lugar ayer en la Casa del Pueblo de ciutat, y a la que pudieron acudir las afiliadas y afiliados del sindicato.

Dicha formación estuvo a cargo de Toño Abad, responsable del nuevo departamento Confederal de UGT Diversa. A lo largo del curso, Abad fue desentrañando el significado de conceptos y términos que en ocasiones resultan confusos en lo referente a orientación sexual, identidad de género y expresión de género. Estas jornadas surgen de la necesidad detectada por el sindicato de formar a toda la organización en la atención y el respeto a la diversidad.

En el arranque del curso, el responsable de UGT Diversa señaló algunos de los hitos más importantes de la historia del movimiento del Orgullo, como su origen en los disturbios del 69 en el pub Stonewall de Greenwich (NY).

Igualmente, quiso hacer una radiografía internacional de la situación del movimiento LGTBI en la que destacó que, a día de hoy, miembros LGTBI mueren por mostrar su orientación sexual de forma abierta. Sin ir más lejos, T. Abad relató cómo hace dos semanas una pareja gay fue quemada viva en Ghana por pasear de la mano. La respuesta policial consistió en tapar los hechos. También comentó cómo en otros países africanos se publican listas en medios de comunicación para que sea la sociedad quien les aplique el “correctivo” pertinente. O cómo miembrxs LGTBI son penalizados con latigazos en plazas públicas.

Pero no debemos ir lejos para encontrar LGTBIfobia. Abad se situó en España para contar en primera persona cómo “siento miedo de expresar mis sentimientos hacia mi pareja públicamente porque no sé a quién tengo al lado”. “Yo -añadió- no salí del armario. A mí me sacaron a la semana de empezar a trabajar”. Abad es funcionario de la Generalitat Valenciana en el sector del ferrocarril, poco sensible con la diversidad. Allí sufrió insultos y fue señalado. Y es que en el ámbito laboral 2/3 de las personas LGTBI lo ocultan para evitar represalias. Esta ocultación del LGTBI conlleva la renuncia automática de sus derechos además de una fuerte disociación entre al ámbito laboral y el personal. También explicó la segmentación forzada del mercado laboral y cómo muchos LGTBI se ven abocados a trabajar en sectores como moda o estética para evitar inconvenientes. Abad quiso ejemplificar algunos de estos problemas con el reciente caso valenciano en el que VOX ha pedido la lista de gente que, como él, trabaja en temas de diversidad. En su caso, realiza cursos de prevención del acoso escolar y no trabaja con menores. Toño A. quiso dejar claro que medidas como esta son propias del fascismo.

Antes de finalizar tomaron la palabra Victor Robles, presidente de la asociación Ben Amics y Cristina Ferrer, histórica dirigente de la FETE- UGT Illes Balears. Robles recomendó la película Pride, sobre el triunfo de la unión de mineros ingleses y el colectivo LGTBI en Inglaterra mientras que Ferrer concluyó que “es imposible ser de UGT y no defender los derechos LGTBI y feministas”.

Este programa cuenta con la participación de SOIB y la cofinanciación del Fondo Social Europeo y tiene por objetivo la inserción en el mercado de trabajo de personas en riesgo de exclusión social.